miércoles, octubre 30, 2013

Trilogía del Paraíso

Leí en cierta ocasión que Viena era como una acogedora casa, hermosa, pulcra, distinguida, en la que había una habitación siempre cerrada, a la que estaba vedado el acceso. Una paradoja en la que, de un modo u otro, hace ya tiempo que hurgan los artistas e intelectuales austríacos a través de la cruda –cuando no corrosiva- visión de su sociedad que a menudo ofrecen en sus obras y que, en no pocos casos provoca cierto escándalo en las mentes bienpensantes. A la tradición de los Bernhard, Jelinek o Haneke se ha sumado recientemente Ulrich Seidl, el director de cine –y escritor- responsable de la trilogía Paraíso: Amor, Fe y Esperanza. Tres películas protagonizadas por tres mujeres emparentadas: dos hermanas y la hija de una de ellas, cuyo móvil es la búsqueda de la felicidad a través del amor.

Así, en Paraíso: Amor asistimos a la búsqueda por parte de su protagonista, una mujer madura de vacaciones en Kenya, del amor a través de los jóvenes africanos que ofrecen servicios sexuales a las turistas. La película indaga de forma descarnada, explícita, en la explotación mutua entre ricos y pobres: juventud y sexo a cambio de dinero, si bien envuelto en un breve cortejo a modo de espejismo cuyo inevitable desvanecimiento brindará amargura.

En Paraíso: Fe, la protagonista -hermana de la anterior- vuelca todas sus necesidades afectivas en la religión católica a la que se entrega por medio de la privación, la represión, el proselitismo y el autocastigo. Todo los esfuerzos de su claustrofóbica vida van dirigidos de una manera obsesiva a difundir el ejemplo de la Virgen y a recibir el amor de Jesucristo, lo que le lleva a maltratar a su marido, un musulmán postrado en una silla de ruedas.

La última película de la serie, Paraíso: Esperanza, nos muestra a una adolescente, la hija de la mujer que se halla en Kenya, que suspira por un amor imposible: el del médico –mucho mayor que ella- de un campamento de verano para jóvenes con sobrepeso en el que ha sido internada. A diferencia de las otras dos películas, protagonizadas por mujeres maduras, al tratarse en este caso de una niña entregada a su primer amor, resulta la entrega menos sórdida de la trilogía.

El método de rodaje empleado por Seidl responde a un decálogo de reglas propio que guarda ciertas semejanzas con el Manifiesto Dogma: un estilo a medio camino entre la ficción y el documental, rodado en riguroso orden cronológico en localizaciones reales, abierto a la improvisación, en el que los actores miran en ocasiones a la cámara, sin acompañamiento musical salvo que éste forme parte de la propia acción, etc. El resultado es un cine naturalista, sobrio, que transmite una gran sensación de proximidad y que, en apariencia, huye de toda impostura.

La visión que ofrece del ser humano resulta descarnada, quizás porque no estamos acostumbrados a que el cine se esfuerce por mostrarnos tal como somos, sin idealizaciones. El móvil de Seidl es tratar de plasmar la realidad, sin artificios. Pero a la postre, sus personajes despiertan cierta compasión, extraviados como están en su búsqueda, arrastrando en ella a otras personas, actuando por tanto como víctimas y verdugos. Pese a sus esfuerzos por no resignarse, para las dos hermanas la suerte parece echada. La esperanza reside en la hija. Pese a las trabas, ejemplificadas en su obesidad, en su fijación en un amor imposible, desde su juventud el paraíso sigue siendo una aspiración real para ella.

Para su próximo proyecto, Ulrich Seidl parece haberse propuesto ir al fondo del asunto y explorar sin ambages qué es lo que guardan los austríacos en esas misteriosas habitaciones clausuradas para el visitante. A tal fin se inspirará en casos reales como los de la joven Natasha Kampusch, que permaneció secuestrada durante ocho años, o el de Josef Fritzl, quien tuvo encerrada a su hija durante veinte años y con la que tuvo siete hijos.

domingo, octubre 27, 2013

Deriva / Drift

No podía evitar pensar que si no cooperamos hoy a fin de detener la actual deriva, acabaremos despedazándonos unos a otros el día de mañana.

Y sí, admitía que podía estar equivocado. Pero no, ello no le aportaba ningún consuelo.


He couldn't help thinking that if we don't cooperate today to stop the current drift, we will end up cutting each other to pieces tomorrow

And yes, he admitted that he might be wrong. But no, that didn't brought him any consolation.

jueves, octubre 24, 2013

Angela y Marine

No sé a vosotros, a mí me resulta llamativo que las dos figuras probablemente más significativas de la política europea, esto es aquella que representa la estabilidad y la autoridad en el continente y aquella otra que, hoy por hoy, encarna la mayor amenaza a dicha estabilidad, sean mujeres.












Hace solo unos años algo así hubiera sido impensable o, cuando menos, improbable.

A veces me pregunto si los vertiginosos cambios que hoy padecemos o experimentamos no serán de mayor alcance de lo que tendemos a pensar.

Otras veces me pregunto qué pensaríamos si en lugar de por una mujer de aspecto más bien inofensivo Alemania estuviera gobernada por, digamos, un hombre que poseyera los ademanes propios de un Jose María Aznar natural de Baviera o de Sajonia.

Y aún hay también ocasiones en que me pregunto si el hecho de que la principal representante de la ultraderecha en Europa sea una mujer no contribuirá, a ojos de mucha gente, a hacer un poco más digerible dicha opción política.

domingo, octubre 20, 2013

jueves, octubre 17, 2013

El cuchillo en el ojo

Algunas noches, mientras ceno solo en casa, me viene a la mente una imagen que me da miedo. Siento el impulso de clavarme el cuchillo en el ojo derecho. Por supuesto, la domino de inmediato, al menos así ha sido hasta ahora; pero el hecho de que una idea semejante se cuele en mi mente me asusta. Me pregunto cuál será la causa, si le sucederá a más gente. No me pasa siempre, solo algunas veces, algunas veces más de las que me gustaría.


lunes, octubre 14, 2013

Yogur con miel / Yogurt with honey


¿Por qué será que todas las noches que ceno yogur con miel sueño con Jackson Pollock?




¿Why every single night that I have yogurt with honey for dinner do I dream of Jackson Pollock?

sábado, octubre 12, 2013

Hispanidad


Convertir a los herejes

Extirparles su verdad

Forzarles a chupar

con el agua sagrada bendecido

El prepucio de la hispanidad

miércoles, octubre 09, 2013

Coordinadora Estatal de Individualistas / State Coordinator of Individualists

FUNDADA LA COORDINADORA ESTATAL DE INDIVIDUALISTAS

-Nos enfrentamos a un enorme reto -declaró su Secretario General, Han Solo, instantes después de resultar elegido-, pero la gravedad de la situación lo exige.

-Nuestro objetivo es impulsar la acción colectiva sin renegar de nuestra esencia -explicó.

Su intención es establecer a la mayor brevedad contactos con las coordinadoras de otros países para establecer convenios de colaboración. -Es la medida lógica en un mundo cada vez más globalizado -concluyó.


FOUNDED THE STATE COORDINATOR OF INDIVIDUALISTS

We are facing an enormous challenge - declared its Secretary General, Han Solo, moments after being elected-, but the gravity of the situation so requires.

-Our goal is to promote collective action without denying our essence -he explained.

Its intention is to establish as soon as possible contact with the coordinators of other countries to establish collaboration agreements. -It's the logical step in an increasingly globalized world -he concluded.

domingo, octubre 06, 2013

Perspectiva


Getting some perspective on a Sunday afternoon / Tomando persepectiva un domingo por la tarde

jueves, octubre 03, 2013

Inicio de hostilidades / Break of hostilities

El inicio de las hostilidades parecía inminente.

Ante el fracaso de las negociaciones, los ostentadores del 3,8 %, pese a su teórica inferioridad, se aprestaban a combatir contra los beneficiarios del 5,4 %, a fin de disputarles las 16 décimas en litigio.

-Estamos dispuestos a combatir hasta el último aliento -afirmó su portavoz, 3,857349215.



The break of hostilities seemed inminent.

Due to the failure of diplomacy, the holders of the 3,8 %, in spite of their theoretical inferiority, were about to combat the beneficients of the 5,4 % to claim the 16 decimals in dispute.

-We are willing to fight to the last breath -stated their spokesman, 3,857349215